lunes, noviembre 19, 2007

"Sin ti"

Se me ha cerrado la boca desde que entre en la nube de tus ausencias. Antes, en nuestras largas conversaciones de dos y tres horas, se me quedaba una agujeta de sonrisas permanente. Unos labios entre abiertos, los míos, que no podían cerrarse por la condena del encierro de tu beso guardado.
Ahora llegan las dudas, tús prejuicios a mi no echarle narices al asunto. Mis prejuicios hacia mi misma, por decirte que lo siento obviando tus pasajera ilusión. Mientras, te has empeñado en darme el inmerecido titulo, de haber sido el trampolín, de tu necesidad de ilusión.
Me acusas a mi que como tú, tampoco se que podría pasar si diéramos el paso, pero que caminé hacia ti abortando todos los miedos que me nacían y ofreciendo una amistad sincera.
Y quisiera guardarte alguna especie de rencor que me forzase al olvido. Pero tu presencia fué demasiado dulce y clara como para enturbiarla con mentiras que me ayuden a olvidarte.
Te he sentido fisicamente palpable en tu ausencia. Tan palpable y tan presente, que modele tus manos con las mías y adivine el sabor de tu beso.
Es un insulto, cada vez que me dices lo maravillosa que soy y lo increíble y valiosa que te parezco. Porque reconociéndolo y no actuando en consecuencia, me desvaloras e infliges una obscena ignorancia en lugar de un halago. Me agravias más de lo que lo haya hecho cualquier imbecil que haya conocido; Porque dices quererme cerca mientras castigas mi amistad sino te correspondo. .
Sigo esperando "tus cojones" carinyet y que tu hasta pronto sea por cierto. Sigo sin estar enfandada contigo porque no puedo enfadarme con quien me hizo tanto bien y sigo desnuda de tu aliento y del aire que te agradecí antes de que lo titulases a otra.

* Mientras, para utilizar como de costumbre palabras mas dulces que las mías, te cito aquel poema que tanto te gustaba de Inmaculada Mengibar, tocaya mia y mejor poeta:
"....y es hermoso pensarte entre la gente,
imaginar que podrías salir de cualquier paragüas.
Sorprenderme de espaldas tapándome los ojos y los sueños. Sobretodo los sueños.
Donde va la gente tan aprisa, buscando refugio en los portales de la noche
Desandando esta ausencia de luces de los taxis perdidos del otoño.

1 comentario:

Raül M. dijo...

Que decir de estas bellas palabras... como siempre nos entusiasma leer nuevas palabras. Un besazo, feliz navidad y próspero año nuevo.