miércoles, junio 07, 2006

Princesa Lidia

Hoy es el cumpleaños de uno de los miembros mas jovenes de mi familia, la Princesa Lidia. Cumple 8 y se comporta como deben comportarse las niñas de esa edad. Nada de lios con ningun tipo de principe del colegio. Solo hadas, juegos en la playa, juegos de canciones, muñecas y un desvan con un gran baul de disfraces. Me encanta peinarla y disfrazarla como una gran muñeca preciosa. Ella sabe dar las gracias, por jugar con ella, por hacerle castillos en la arena por inventarle una tarta. Sencillamente me mira y lo dice ; gracias por querer hacer castillos conmigo me ha gustado mucho, o gracias por cantarme, o por contorme ese cuento. O solo me pide que pase mas tiempo con ella o me coge de la mano y se siente feliz si le pelo un melocotón, en un paseo por el mercado.
La alegria de verla sonreir, de peinarla, es directamente proporcional al miedo de su entrada en la adolescencia y se convierta en el espejo del silencio de los 14 años de su hermana Laura. ¿Donde estan las niñas? Esas que aun pueden soñar con un "nunca jamas" maravilloso, las que prefieren jugar un poco más con los niños perdidos antes de convertirse en Wendy.
¿Como seran las lagrimas de mi princesa cuando le guste por primera vez un chico? ¿Lloraré yo tambien entonces? Creo que si. Seguramente lloraré de alegria y de tristeza.

3 comentarios:

Brick dijo...

Hola Princesa de Macondo:
Siento haber estado perdido, tanto tiempo.
Caí del tejado, y vaagabundeé por lso callejones oscuros de la ciudad, buscando un sitio nuevo saltando entre cartones y cubos de basura.
Y una noche encontré el tejado desde donde mejor se ve la luna lle, el mejor tejado de madrid. Estas tan cerca que casi puedes tocarla. Sientes la blanca luz de la noche mas cálida que nunca, y te envuelve, te embriaga, te abriga y te atrapa.
Este es mi nuevo tejado. El mas bonito aunque tan alto que parece lejos del mundo. Por eso ahora no bajos tanto al mundo para decirle lo bien que veo desde el tejado.
Pero con un poco de esfuerto lanzaré un cable de fibra de vidrio que permita darle el rojo de mis tejas el reflejo de tus rosas.
Un ronroneo delicioso para ti.

Antigona dijo...

Rey de gatos,
Me alegra mucho volver a verte y me pregunto varias cosas; si andaste entre cubos de basura por algun mal y como es esa luna tan bonita de la que me hablas. Hecho de menos Madrid, que fue como un segundo hogar para mi y tu me traes nostalgias sobre que Barcelona tiene mar, pero no esa luna...
La gata del espejo.

Raül M. dijo...

me gusta leer tus palabras, sigue asi. Un beso